Ahorro energético con tecnólogia

Gracias a la tecnología, podemos ahorrar en la factura de la luz y de la calefacción, tan caros en los últimos tiempos.

Existen opciones como la domótica que  detectan en que si estas en casa o no (por ejemplo con el GPS del móvil, o si el móvil está conectado a la wifi), y se pueden crear automatismos para encender o apagar la calefacción y las luces.

También,  con sensores de movimiento podemos configurar que se enciendan o apaguen luces, o solo los radiadores de la zona donde estás.

La manera que tenemos de encender/apagar aparatos eléctricos como una cafetera, una lamparita, etc. es con enchufes inteligentes, que además te indican el consumo que ha tenido el electrodoméstico.

Otra opción son las bombillas inteligentes que además de encenderse y apagarse según tus necesidades  también puedes configurar el color, para crear ambientes de relax, estudio/trabajo, etc.

Para la calefacción existen termostatos que se conectan a la caldera y a la wifi. A través de la wifi accede a las predicciones del tiempo, y según eso, manda a la caldera encenderse o apagarse. A estos termostatos puedes acceder desde el móvil con la aplicación correspondiente, para programar los horarios habituales de encendido y apagado (según cuando vayas a trabajar, a dormir, etc.). Los primeros días son de aprendizaje, donde suele aprender cuanto tarda en calentar o enfriar la casa.

También tenemos unos termostatos que se conectan al radiador, para tener distintas temperaturas en las distintas habitaciones.